Mediación y Negociación

Mediación y Negociación

Los métodos no adversariales y participativos de resolución de conflictos son aplicables a todo tipo de conflicto civil y comercial (excepto aquellos vedados por ley).

El objetivo es crear un espacio en el que las partes con asistencia de un profesional especialista, puedan comunicarse de manera directa para identificar sus intereses y diseñar colaborativamente propuestas de acuerdos que los beneficien.

Este método nos enseña que el objetivo de una negociación no es que uno gane y el otro pierda, ó que para ganar haya que ceder, sino que la forma efectiva de ganar es procurando comprender los intereses de las partes implicadas para que creativamente lleguen a un acuerdo que no deje afuera a nadie, que no genere daños colaterales ó resentimientos que puedan ser posteriormente amenazadores para la parte beneficiada.

Si bien existen causas en las que es imperante la intervención judicial para dar cumplimiento a derechos ó conseguir metas para las que burocráticamente se impone la vía judicial, existen muchas otras causas en las que esta intervención sólo ralentiza y damnifica la obtención del objetivo deseado.

El sistema judicial es primeramente adversarial, y en el imaginario colectivo en general se encuentra instaurada la idea que los conflictos sólo pueden resolverse por la confrontación eximiendo a los involucrados de decidir por ellos mismos lo que sería mejor para sí.

Creemos en la responsabilidad que cada parte tiene a la hora de resolver una problemática que le compete es por ello que apelamos a la activa participación, cooperación y colaboración mutua que guiada con herramientas comunicacionales específicas, de inteligencia emocional y sobre todo creatividad, puedan llegar a la resolución pacífica del conflicto sin necesidad del sometimiento a procesos extensos, onerosos y molestos que solo resienten la relación más de lo que ya podría estar y exponen a las partes a someterse de manera conminatoria a la decisión de un juez quien siempre es un tercero que decide por sobre las partes y no con ellas. Nuestros profesionales habiendo relevado la situación conflictiva a tratar identificarán los intereses de las partes determinando de esta forma cuál sería el mejor proceso a aplicar en esa circunstancia y en acuerdo al objetivo planteado.